La tarea de las sindicalistas es hacer real y efectiva la eliminación de la violencia y el acoso laboral contra las mujeres

Aleida Hernández Cervantes, presentó la propuesta de reforma a la Ley Federal del Trabajo para mejorar los mecanismos jurídicos, con el fin de erradicar la discriminación en razón de género, así como atender la violencia, los casos que se presenten y el acoso contra las mujeres en los centros de trabajo.

12 de agosto de 2022

  • 1 de cada 4 mujeres han sufrido acoso sexual en su trabajo.
  • Se propone crear programas adecuados, procedimientos y reparar la discriminación y la violencia. La capacitación con perspectiva de género más fortalecida, prohibiciones expresas de cero tolerancias.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 12 de agosto del 2022.- La Red de Mujeres Sindicalistas presentó dos trabajos fundamentales elaborados por abogadas feministas, uno sobre la Ratificación del Convenio 190 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, y el otro una propuesta de iniciativa en materia de discriminación y violencia en la Ley Federal del Trabajo.

El convenio 190 de la OIT para eliminar la violencia y el acoso laboral es un acto de humanidad que rescata en todo sentido a las mujeres y un instrumento que debemos incluirlo en el quehacer cotidiano, expuso la abogada Claudia Domínguez Hernández. 

Mientras que la abogada, Aleida Hernández Cervantes, presentó la propuesta de reforma a la Ley Federal del Trabajo para mejorar los mecanismos jurídicos, con el fin de erradicar la discriminación en razón de género, así como atender la violencia, los casos que se presenten y el acoso contra las mujeres en los centros de trabajo.

En la primera reunión presencial moderada por Rosario Ortiz Magallón, destacó la incidencia de la Red de Mujeres Sindicalista (RMS) ante los nuevos modelos laborales, las normas internacionales y la tarea de hacer real y efectivas las formas de erradicar la violencia y el acoso contra las mujeres en el contexto laboral.

Claudia Domínguez Hernández al presentar el estudio, “Convenio 190 de la OIT ratificado. Camino hacia la eliminación de la violencia laboral en México”, refirió que de acuerdo a datos de la Secretaría del Trabajo, una de cada 4 mujeres han sido víctimas de violencia laboral, es decir, 26.6% de las mujeres laboralmente activas y de éstas, 19.3% han sido víctimas de acoso sexual.

Detalló que se trata de delitos en los que el acosador busca cómo, cuándo y dónde acosar a la víctima, sin que nadie se dé cuenta, el desafió a vencer es que las mujeres no denuncian por el miedo a perder sus empleos.

Se refirió también que, antes de la ratificación, se dio la reforma a la Ley Federal del Trabajo del 2019 que reconoce el lugar de las mujeres en las directivas sindicales, la proporcionalidad de mujeres en centros de trabajo y que hoy en México no puede ser despedida ninguna mujer por esta embarazada o darla de baja de la seguridad social.

Mencionó que el nuevo modelo de justicia obliga a la conciliación, pero que en casos de violencia sexual se puede ir directamente a los tribunales. A los protocolos que deben existir en los centros de trabajo que lamentó no sean vinculantes.

Del Convenio destacó que abre muchas posibilidades principalmente el enfoque de género en los derechos humanos y el principio de progresividad para eliminar las practicas de violencia y desarrolla ideas y reflexiones para el cabal cumplimiento del Convenio para cuando entre en vigor en el 2023.  

En la propuesta de reforma de Ley Federal del Trabajo en materia de discriminación y violencia, la abogada Aleida Hernández Cervantes comentó que es un trabajo colectivo en el que participaron varias abogadas feministas, y que el objetivo es impulsar una ruta que ayude a materializar los derechos de las mujeres trabajadoras con mejores procedimientos, no solo declarativos.

Se busca regular las responsabilidades de todos los actores en el mundo del trabajo, por lo que define el centro trabajo como todos los espacios como son baños, pasillos, el camino a recorrer para reuniones, el lugar de los eventos, todo lugar, incluso de manera digital el uso de WhatsApp donde se pueda generar un entorno de violencia. Independientemente de la relación jerárquica. Ahí donde se configure la relación laboral.

Se propone crear programas adecuados, procedimientos y reparar la discriminación y la violencia. La capacitación con perspectiva de género más fortalecida, prohibiciones expresas de cero tolerancias.

María Isabel Lecanda Sánchez vicepresidente de CONCAMIN en su intervención, celebró los trabajos de las abogadas que avanzan en una agenda de lo que se tiene que hacer una vez que entre en vigor el Convenio 190 para eliminar la violencia y el acoso laboral. 

Aseguró que de la parte empresarial, la preocupación son las pequeñas y microempresas para poderlas acompañar en la instrumentación de protocolos e instrumentos de denuncia y privacidad que las empresas grandes pueden cumplir. Por lo que propuso que se debe pensar en que los pequeños empleadores tengan la oportunidad de expresar limitaciones que les impidan cumplir con los instrumentos para la prevención y denuncia.

Propuso que se haga una amplia difusión del Convenio 190 en plataformas digitales, en los centros de trabajo, en los sindicatos. Así como campañas de sensibilización ya que primero es acatar las normas, pero se tiene que cambiar el chip tanto en hombres como en mujeres.

Alejandro Encinas Nájera, Titular de la Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, destacó la aportación de las abogadas feministas, ya que tanto en el documento como en la propuesta de reforma a la LFT ya avanzaron en trazar una hoja de ruta para la implementación del Convenio una vez que entre en vigor.

Comentó que hay claroscuros en la inclusión de la mujer en el mercado laboral; si bien la tendencia es positiva, “hoy en México hay 22 millones de mujeres que trabajan, lo que representa cerca del 40 por ciento de la población activa; de ellas, 66 por ciento están en edad reproductiva”, la desigualdad salarial se dispara cuando ellas deciden ser madres, porque algunas ya no regresan a laborar y otras recortan sus turnos laborales.

Ana María Nolasco Cano STUNAM señaló tras agradecer la aportación de las abogadas feministas, expresó que se tiene mucho trabajo por delante para llevarlo a las organizaciones sindicales y que se vean reflejados en los contratos colectivos. Además de la armonización legislativa, hay que pensar en la capacitación.

En la reunión estuvieron presentes representantes de los Sindicatos del Colegio de Bachilleres, la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y representantes de trabajadoras como las vendedoras de catálogo de Avon.

El Convenio 190 sobre Eliminación de la Violencia y Acoso en el Mundo del Trabajo, es vinculante para los países que lo han ratificado, entre ellos México, y plantea medidas para prevenir y eliminar la violencia y el acoso laboral, así como para garantizar el derecho a la igualdad y la no discriminación. México ratificó dicho convenio en marzo de 2022 por lo que tiene un plazo de un año para su implementación. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.