Bertha Becerra | El Sol de México

16 de julio de 2023

Si bien el T-MEC a través del Anexo 23-A trajo finalmente el arma y el parque suficiente para combatir los contratos de protección en el mundo laboral, aún hay “agujeros negros” en la Sonda de Campeche que atraen todas las malas prácticas sindicales, así lo expresó el capitán Alfredo Antonio Rodríguez Fritz, secretario general de la Orden Mexicana de Profesionales Marítimos y Portuarios, Similares y Conexos.

“Sí, estuvimos con las tres ministras de Economía y Comercio de México, Estados Unidos y Canadá. Creo que se cumplieron dos cuestiones importantes: primero, tener acceso el Movimiento Sindical Independiente, y segundo, que el movimiento sindical presente no hubiera sido el de la cúpula tradicional que mucho tuvieron que ver con los errores que se cometieron con el TLCAN, que no logró el acceso a la situación de negociación actual”, dijo.

Anteriormente, líderes de sindicatos independientes demandaron ante las representantes de los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos, fortalecer la inspección laboral, ya que a pesar de los cambios en el mundo del trabajo desde el 1 de mayo de 2019, persisten las violaciones de los derechos de los trabajadores.

En esta tercera reunión se invitó a la representación sindical y se reconoció que la integración de la región de América del Norte no pasa solamente por cuestiones comerciales sino que es esencial lograr un equilibrio de las condiciones laborales, salariales y el respeto a los derechos humanos. Se incluye la libre sindicalización y la negociación colectiva.

“Es fundamental que se obligue a las malas empresas, incluyendo a las extranjeras que operan en el país, a respetar la ley y evitar el dumping social que actualmente deja en imposibilidad de competir a las empresas buenas que cumplen con la legislación”, dijo en la reunión el capitán Rodríguez Fritz.

Del encuentro, añadió en entrevista con El Sol de México: “Fue muy interesante para ambas partes”.

Comentó que en esta reunión de alto nivel con las ministras de los tres países, solo en una parte de la misma “se nos dio el acceso para un intercambio de ideas”.

“Querían saber cuál ha sido el beneficio para los trabajadores, sí lo que está por escrito en el anexo 23 del T-MEC realmente ha tenido impacto y preguntarnos qué más se podía hacer para ayudar al proceso. En la primera parte tratamos de reflejar que ha habido un impacto significativo en el aspecto de luchar contra los contratos de protección, como lo hemos durante muchos años”, refirió.

“Como representante sindical internacional desde 2002-2003, comenzamos con foros de denuncia en México en contra de sindicatos corruptos de protección patronal. Y el T-MEC trajo finalmente el arma y el parque suficiente para poder combatir este problema”, dijo Rodríguez Fritz.

Al plantear que hay avances pero que hay mucho por hacer, ¿cuál fue la reacción de las ministras de EU y Canadá?

Fue interesante para ambas partes tener una evaluación que escapara de los datos de un gobierno. Porque un gobierno va a tener datos subjetivos a la hora de hacer un análisis de política pública. Fuimos muy bien atendidos, conversamos con la secretaria de Economía, Raquel Buenrostro. Muy atenta. No la conocíamos.

Lo que ellas querían saber en la práctica cuál es el impacto de la Reforma Laboral. Creo que se quedaron bastante interesadas en saber que aún cuando ha habido críticas al proceso, hay resultados más allá de lo esperado.

La ministra de Estados Unidos incluso tuvo la gentileza y se hizo un espacio, nos dio 5 minutos adicionales para conversar. Quería saber hasta qué punto ha transformado la vida solamente en materia de libertad sindical.

Vemos que son dos temas: libertad sindical que va desde el punto de vista de derechos humanos, pero el pleno ejercicio de la libertad sindical y la negociación colectiva que va a dar un impacto económico increíble, porque se logra negociar los contratos colectivos de trabajo (CCT).

¿Y su experiencia en particular?

Tenemos incrementos del 20 al 40 por ciento y logramos sacar, echar fuera contratos de protección en la Sonda de Campeche. Estamos en el proceso de un CCT que tiene un incremento del 100 por ciento.

Hay tantos abusos, tantos. Encontramos una empresa que tenía a sus trabajadores hasta 28 días a bordo y seis para bajar a tierra; pero no bajaban porque no encontraban relevo. Había gente que se pasaba desde seis meses en una embarcación hasta 320 días. Y no querían pagar viáticos.

En ocasiones los dejaban de dos a seis meses seguidos. Hablamos de embarcaciones de 25 a 30 metros de largo, ni siquiera pueden tener una caminata de 20 metros.

¿Eso se llama esclavitud?

No le llamaríamos como tal, porque el trabajo forzado o la analogía, trabajo esclavo tiene otros elementos.

Tenemos el caso de una plataforma donde tuvimos que bajar al capitán alegando una situación de retención indebida, análoga al secuestro. Ahí si tuvimos que hacerlo, porque no lo dejaban bajar. Se trata de una de las Plataformas del Grupo R en la Sonda de Campeche.

Es que Sonda de Campeche se ha convertido en un “agujero negro” que atrae todas las malas prácticas.

La empresa F-Tapias donde los compañeros nos comentan de despidos solo por sindicalizarse y que tuvieron que pedir en su momento al presidente López Obrador que visitó la zona ayuda para que les pagaran. Ya no un salario digno, no para que les dieran tiempo de descanso sino para que les pagaran su salario porque tenían dos o 3 meses sin salario.

¿De qué procedencia es la empresa?

Se trata de una empresa española que opera dos barcos especializados construidos en España. Tiene contratos my jugosos. Todas estas empresas participan en parte del proceso en las Plataformas y trabajan para PEMEX.

Son empresas extranjeras que vienen a México que se llevan jugosos contratos con Pemex y que con estas prácticas lesionan derechos laborales y humanos, en ocasiones cometen todo tipo de abusos en materia laboral.

¿Se mantiene la subcontratación en la Sonda de Campeche o ya se aminoró?

Desgraciadamente todavía existe la subcontratación. A veces encubierta, a veces en forma directa, a veces diciendo que el trabajo del marino es absolutamente especializado y por lo tanto se registra en el REPSE, en la secretaría del Trabajo como cualquier otra actividad de transporte.

Sigue existiendo desgraciadamente. Todavía quedan vestigios de subcontratación, no como estaba antes. La Reforma Laboral ha ayudado muchísimo a reducir drásticamente estos esquemas de corrupción.

Nosotros abrimos una oficina en Ciudad del Carmen en conjunto con un sindicato de EU, para combatir la subcontratación y todo el esquema de abusos.

¿Cuál es el objetivo?

Intentar apoyar a todos los trabajadores en la Sonda de Campeche para que gocen de un CCT real, que ellos tomen decisiones en forma democrática.

En la Sonda de Campeche ahorita por guardia hay entre 15 mil a 18 mil trabajadores. Es una guardia arriba y una guardia abajo. Hablamos aproximadamente entre 30 mil a 56 mil trabajadores de todo el universo en esa área, de ese total, por lo menos el 90 por ciento son trabajadores de empresas privadas. Y de ese 90 por ciento desgraciadamente un 75 a 80 por ciento tiene problemas de una forma o de otra.

Incluso, las empresas son tan cínicas como F-Tapias que se están llevando a los sindicatos de protección. Y les dicen “vamos a firmar con ellos, los van a representar”, les dicen “firmen aquí. No se preocupen es solo una lista de asistencia”, y esas firmas las utilizan después cómo si los trabajadores solicitaran la organización sindical.

¿Están en ese camino de lucha para acabar con esa corrupción?

Así es. Nuestro objetivo es trabajar en cada uno de los escenarios, principalmente en la Sonda de Campeche para terminar con este esquema de corrupción, que los trabajadores tengan condiciones laborales dignas y salarios congruentes con el trabajo que desarrollan.

¿Por qué se abusa con los trabajos de los marinos?

Nosotros tenemos una cuestión al igual que los pilotos aéreos. Se tienen certificados internacionales. Podemos navegar o trabajar en 

Hay una organización de las Naciones Unidas que homologa y establece los planes de estudios similares a nivel mundial. Y cada país puede agregar cuestiones, pero tiene una base similar. Los salarios de nuestra industria, están reglamentados a nivel internacional. Lo que buscamos es que se respete esa homologación y se mantenga ese nivel salarial.

Información publicada en: https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/sonda-de-campeche-continua-con-practicas-abusivas-hacia-sus-trabajadores-acusa-lider-sindical-10385140.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *