• La conciliación familia-trabajo es asumir que el trabajo de cuidados es responsabilidad de hombres y mujeres

10 de enero de 2023

Por GJV/RMS

La conciliación familia – trabajo, es una llamada de atención para construir una agenda de derechos laborales, y ahí tiene que entrar también el estado con política pública, y entonces, entre todos, sector privado, gobiernos, las familias, los hombres, las mujeres, somos responsables de estos cuidados; y entonces tenemos que hacer políticas que concilien, que distribuyan de otra manera las responsabilidades de cuidado, para que finalmente todos y todas podamos tener acceso a los mismos derechos, hablando de educación, hablando de trabajo, hablando de generación de empresas, de ingresos. Etcétera. Eso significa la conciliación. La conciliación son permisos paternos. Los hombres tanto del sector público como del privado tienen cinco días cuando nace sus criaturas, cuando las mujeres tienen 90, 45 antes y 45 después. Entonces, por qué los hombres no tienen 90. La conciliación es asumir que las criaturas son responsabilidad de los hombres y las mujeres. Y ahí tenemos que hacer nuevos acuerdos para conciliar estas necesidades de estar al inicio de la vida de sus criaturas, a la vez que estás en el trabajo, afirmó la Senadora Patricia Mercado Castro, en entrevista para Tras la Chuleta, un programa radiofónico de la Red de Mujeres Sindicalistas  en su emisión del 10 de enero del presente año.

Caja de Herramientas

¿Has la cuenta de las horas que pasas trabajando y las que dedicas a tu familia, ¿realmente hay un equilibrio?
Conciliar las responsabilidades familiares y el trabajo no es sencillo. Repartir el tiempo entre el empleo remunerado y todos los cuidados del hogar es tarea monumental, porque en la mayoría de los casos suele recaer solo en las mujeres, quienes están sujetas a doble o triple jornada de trabajo
.

De acuerdo con el INEGI las mujeres realizan el 73.3 por ciento del trabajo del hogar y de cuidados no remunerados, mientras que los hombres solo llevan a cabo el 26.7 por ciento.

Para cubrir las responsabilidades familiares, que deberían ser de todas y todos, las mujeres toman empleos flexibles, compatibles con las tareas del hogar, y que generalmente son temporales, sin seguridad social y con bajos salarios.

En 2019 se reformó la Ley Federal del Trabajo y quedó establecido en el artículo 164, que las mujeres gozan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres, con el fin de proteger a las personas trabajadoras con responsabilidades familiares, asegurando la oportunidad de trato y de oportunidades.

Es decir, la reforma laboral de 2019 establece que las responsabilidades familiares son de mujeres y de hombres, por lo que solicitar permisos para ausentarse del trabajo y atender esas tareas no debe ser un obstáculo para el crecimiento laboral de las personas trabajadoras, especialmente de las mujeres, quienes a través de la historia son las que se han hecho cargo de las responsabilidades familiares.

Las cargas de cuidados deben ser redistribuidas, pero eso no solo lo vamos a lograr con buena voluntad, es necesario que las leyes ayuden y que los centros laborales, empresas y patrones establezcan políticas claras sobre conciliación y responsabilidades familiares

Para comprender sobre conciliación de la vida familiar y la vida laboral, la Senadora de la República señaló: “lo primero que debemos comprender es que la división sexual del trabajo, es una división donde a las mujeres se le ha dado como parte de nuestra cultura de género el trabajo de cuidados de niños, niñas, personas con discapacidad, adultos mayores dependientes, enfermos y el trabajo doméstico, sin remuneración alguna. Y a los hombres, el trabajo remunerado sin ningún tipo de responsabilidad de los cuidados y del trabajo doméstico. Aunque ya las mujeres hemos invadido el mercado de trabajo, se sigue asumiendo que las familias son responsabilidad de las mujeres y ellas tienen que hacerlo.

Respecto de la reforma laboral de 2019, donde se modificó en artículo 164 de la Ley Federal del Trabajo sobre responsabilidades familiares que señala que éstas tiene que ser de las personas trabajadoras: hombres y mujeres. Patricia Mercado, afirma que es 

muy importante, porque se avanza hacia el reconocimiento de que las personas trabajadoras tienen responsabilidades familiares, pero advierte la importancia de ratificar el Convenio 156 de la Organización Internacional del Trabajo relativo al tema. Porque, afirmó,  “los hombres y las mujeres tienen una nueva relación con sus familias, con su vida personal, con su vida familiar y eso tiene que reflejarse en las normas laborales”.

¿Desde la perspectiva sindical, qué se puede hacer? ¿Qué rol jugarían para contribuir a la conciliación del trabajo y la familia?

Yo creo que en primer lugar la presencia de mujeres en las direcciones sindicales, su presencia en espacios de decisión. Una presencia activa, reconocida, respetada. 

Y por qué lo digo?  Porque de esa manera toda la problemática de las responsabilidades familiares puede ser puesta en la mesa, sobre todo por las mujeres que son las que en este momento han llevado esta agenda.

Entonces, creo que los sindicatos tienen que tomar atención sobre eso. Tienen que lograr esta igualdad de género y eso se expresa, por ejemplo en permisos paternos, creo que ese debe ser un nuevo tema que se ponga sobre la mesa a la hora de la negociación de los contratos colectivos de trabajo.

Esto me parece también muy importante, que el sindicato no asuma que todos los trabajadores tienen una mujer en su casa cuidándoles a sus niños. Por lo tanto, un punto de negociación colectiva es el tema de asegurarse que los servicios de cuidados de niños y niñas , tanto de los trabajadores hombres como de las trabajadoras mujeres está considerado.

Finalmente Patricia Mercado, advierte que cambiar la división sexual del trabajo es una agenda estratégica que no puede ser delegada por las mujeres sindicalistas, sino que la deben llevar a las discusiones sindicales , donde los hombres y las mujeres caminemos por el trabajo remunerado y el no remunerado y podamos hacer estas políticas de conciliación familia – trabajo.

Tras la chuleta. Tu sintonía laboral, es un programa radiofónico de la Red de Mujeres Sindicalistas en colaboración con el IMER, cuyo objetivo es informar a la población sobre sus derechos como personas trabajadoras, a través de charlas con especialistas en derecho laboral.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *